Categories
Uncategorized

Moda Sostenible

La moda sostenible es un movimiento o tendencia que en los últimos años ha tomado mayor fuerza. Esto se debe en parte a la influencia de diseñadores y personajes públicos que han expresado sus ideas y causas a través de la moda, por ejemplo a través de camisetas solidarias.

No obstante, la principal razón del auge de la moda sostenible es la imperiosa necesidad de poner freno a los efectos devastadores en el medio ambiente que genera la industria textil también conocida como fast fashion.

Una forma indirecta de ayudar a nuestro planeta, cuidar el agua y los recursos naturales es comprar moda sostenible. Si no sabes porqué te dejamos unos datos alarmantes:

  • El 20 por cien de los residuos tóxicos que hay en los ríos y mares provienen del sector textil.
  • Se requieren más 200 toneladas de agua para teñir una tonelada de textil.
  • Para producir un 1 kg de fibra de algodón se necesita entre 10 mil y 17 mil litros de agua.
  • El 25 por cien de los pesticidas empleados en el mundo son para el algodón.
  • Las abejas están desapareciendo a causa de los pesticidas

Ante esta situación, optar por moda sostenible o slow fashion es la mejor opción ya que la huella ecológica para su producción es menor que la moda tradicional. Esta moda utiliza un volumen de recursos menores y productos ecológicos que la moda convencional. Además, puede estar vinculada de forma altruista a las causas que más preocupan a la sociedad.

Características de la moda sostenible

Pese a que el coste de la moda sostenible es ligeramente mayor que las grandes empresas textiles, hablamos de una tendencia que está al alza y su consumo aumenta año con año gracias a que la sociedad tiene una mayor conciencia ecológica y consume de forma responsable en distintos sectores comerciales.

Con esta conciencia de consumo y sostenibilidad las personas prestan mayor atención a factores que tienen que ver con una producción ética para la moda sostenible con prendas fabricadas con las siguientes características:

Algodón orgánico. A diferencia de los campos de cultivo de algodón para la industria textil más demandada; los campos de algodón orgánico se caracterizan por que la tierra de plantación es limpia y no utilizan pesticidas, fertilizantes químicos y las semillas de algodón no son transgénicas.  Asimismo, tiene la característica de que es apta para todo tipo de pieles ya que evita las reacciones alérgicas, eccemas y dermatitis que generan los productos químicos que se añaden al algodón.

Materiales ecológicos. Además del algodón, otra característica son los materiales ecológicos como las tintas ecológicas. Es importante que los diseños estén grabados con tintas a base de agua, sin solventes, fatalatos y PVC. Con materiales como estos se reduce la huella ecológica y la salud de los trabajadores dentro de los talleres de ropa.

Cero plástico. Tanto en la producción de la ropa sostenible como en el empaquetado o packaging es importante asegurarse que no se utilizan plástico, a menos que este sea reciclado para darle una segunda a los materiales que no son biodegradables. Por ello, entre más naturales sean los productos con lo que se fabrica la ropa sostenible menor es el impacto ecológico.

Apoyar causas sociales. Además del apoyo a la ecología, también es posible tener un acto solidario a través de la moda sostenible que apoya causas sociales. Por un lado, llevas el mensaje a cada lugar que vayas con tu camiseta solidaria y, por el otro, una parte de la compra se destina a la causa social por la que fue creada.
Ahora ya sabes, la moda sostenible con algodón orgánico, materiales ecológicos como tintas naturales es una excelente opción para ayudar al planeta, apoyar causas sociales y estar a la mod