curso en fontaneria

La importancia de la actividad del fontanero para la salud de la población mundial

El Consejo Mundial de la Fontanería (WPC), organismo de nivel internacional del que CONAIF forma parte en nombre de la mayoría de las compañías
instaladoras españolas, cree importante concienciar a la población en general acerca del rol fundamental que la fontanería posee actualmente en el cuidado de la salud pública, del medio ambiente y, además, de la Tierra.

La imagen pública del fontanero en ocasiones no es del todo positiva, llegando a vincular a este profesional con labores un tanto acotadas de la profesión, como desobstruir los sumidero o arreglar las pérdidas de agua, etc. Una imagen que dista un abismo de la realidad.

Reforam by Surenorebis

Los fontaneros, que se forman con un curso de fontanería, efectúan una función en verdad difícil y trascendental, por medio de procedimientos completos de instalación y conservación de los sistemas que, realizadas adecuadamente y siempre por profesionales, son esenciales para garantizar la protección de la salud pública. Sistemas inapropiados de provisión de agua en los edificios y redes de salubridad inapropiados pueden dar lugar importantes problemas de salud.

En un panorama mundial como el presente, en el que el cambio climático es motivo de una inquietud en ascenso, la función de la fontanería se torna en una pieza clave para el cuidado del agua, su empleo y reutilización, y para la instalación y mantenimiento de equipos que utilizan fuentes de energías renovables.

En los estados en vías de desarrollo, la fontanería es muy acotada e incluso inexistente. La ausencia de la actividad y de profesionales que la lleven a cabo representa un factor decisivo en las trágicas estadísticas que evidencian que un alto porcentaje de la población mundial no cuenta con acceso a agua potable ni a sistemas de salubridad eficientes. De acuerdo a lo estimado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 3 millones de niños menores de 5 años mueren cada año debido a enfermedades asociadas con la nefasta calidad del agua; un dato sorprendente que otorga importancia a los sistemas y reparaciones de fontanería, y a su correcto mantenimiento e instalación.

La trascendencia de la fontanería para la salud de la población mundial

El Consejo Mundial de la Fontanería (WPC), ente internacional del que CONAIF forma parte en nombre de gran parte de las compañías
instaladoras de España, considera necesario sensibilizar a la población en general del papel fundamental que la fontanería posee actualmente en el cuidado de la salud pública, del medio ambiente y, además, de la Tierra.

La percepción pública del fontanero en ocasiones no es todo lo positiva que debiera, y se llega a vincular a este profesional con labores un tanto simplificadas de la profesión, como desatascar los desagüaderos o reparar las pérdidas de agua, entre otras. Una percepción que dista mucho de la realidad.

Fontanería de Dublín by jaque al rey

Los fontaneros, que se capacitan con un curso de fontanería, efectúan una función en verdad compleja e importante, mediante procedimientos completos de instalación y mantenimiento de los sistemas que, hechas adecuadamente y siempre por profesionales, son esenciales para garantizar la protección de nuestra salud. Sistemas inapropiados de suministro de agua en los edificios y redes de saneamiento ineficaces pueden dar lugar grandes problemas de salud.

En un panorama mundial como el actual, en el que el cambio climático es causa de una inquietud en ascenso, la actividad de la fontanería se convierte en una pieza clave para el cuidado del agua, su uso y reutilización, y para la instalación y cuidado de máquinas que usan fuentes de energías renovables.

En los países en vías de desarrollo, la fontanería es muy acotada y hasta inexistente. La ausencia de la actividad y de profesionales que la lleven a cabo representa un elemento determinante en las trágicas estadísticas que evidencian que un elevado porcentaje de la población del mundo no cuenta con acceso a agua potable ni a redes de salubridad eficientes. Según lo estimado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 3 millones de niños de menos 5 años mueren por año debido a enfermedades relacionadas con la nefasta calidad del agua; una información sorprendente que da importancia a los sistemas y reparaciones de fontanería, y a su correcto mantenimiento e instalación.