ahorro

El ahorro gracias a las placas solares es una realidad

Ante el aumento del costo de la energía que se registra cada año, la instalación de placas solares en los hogares se presenta como una gran solución. Su eficacia es tal que, gracias a ellas, tendremos la posibilidad de conectar desde un proyector hasta cualquier aparato que tengamos en nuestra casa,  permitiéndonos de esa manera no sólo el ahorro de dinero sino también ayudar en el cuidado del medio ambiente.
Entre las ventajas que supone el empleo de la energía solar a través de la instalación de las placas, se encuentra el hecho de que se debe pagar por mes no varía, como sí ocurre con el suministro de gas y electricidad. De hecho, la utilización de placas solares en el hogar para la calfecacción y el agua caliente, puede implicar un ahorro que oscila entre los 75 y los 150 euros al año. De modo que si bien la inversión necesaria para la colocación de colectores solares puede resultar un poco alta, la misma se logra amortizar al cabo de unos 6 u 8 años, en función a energía tradicional que reemplace.
Coste de la instalación
La instalación de placas solares, para el abastecimiento en el hogar de agua caliente y energía no tiene un coste fijo sino que éste varía de acuerdo a la región donde sean colocadas, el uso que se le vaya a dar y el tipo de colector solar que se elija.
Por supuesto que el coste será sensiblemente mayor si, además de calefaccionar el apartamento, se pretende mantener caliente el agua de una piscina. Incluso el monto a pagar puede variar en función de si las placas solares son instaladas en una vivienda unifamiliar o en comunidades de vecinos, debido a que el coste disminuye a medida que la superficie aumenta.
Por el momento, aún no puede prescindirse en su totalidad de la energía eléctrica y el gas en las viviendas, por lo que la utilización del sol mediante las placas como fuente generadora de calor debe compatibilizarse con los sistemas tradicionales existentes. Entonces, a pesar de que por lo general los colectores aportan aproximadante un 70 por ciento de la energía, los servicios de gas o electricidad en los hogares son todavía necesarios. De manera que funciona como un sistema complementario que comienza a funcionar cuando las placas no pueden aportar la energía suficiente, a causa de por ejemplo las bajas temperaturas o porque en ciertas épocas del año la incidencia del sol sobre la vivienda no alcanza para que el sistema pueda funcionar de forma independiente.
Ventajas
La posibilidad de un ahorro importante de recursos, tales como el gas y la energía eléctrica, se encuentre sin dudas ente las principales ventajas de la instalación de placas solares.
A ello, se le suma el ahorro de alrededor de un 70%  de electricidad que posibilitan los  paneles solares fotovoltaicos. Aunque este porcentaje varía en base a las necesidades energéticas de quienes residen en la casa o comunidad de vecinos. Mientras que utilizar calentadores solares para reemplazar a las calderas concede un ahorro de gas que va de un 75% a un 85%. Por supuesto que tales cifras son estimativas, pero es una inversión que vale la pena realizar.
De todos modos, para mejorar la eficiencia energética de los hogares existe, además de las placas solares, un gran número de productos que funcionan a base de la energía solar, como por ejemplo equipos de iluminación para exteriores, cargadores de móviles y demás accesorios, que son muy útiles para reducir el monto a pagar de las facturas de energía eléctrica y gas. Al tiempo que también colaboran en la disminución de las emisiones de dióxido de carbono, con el mejoramiento del medio ambiente que ello implica.

Imágenes:

http://www.isolari.es/wp-content/uploads/2012/07/placas-solares11.jpg

http://www.isolari.es/wp-content/uploads/2012/07/instalacion-placas-solares11.jpg

Uso de la domótica para una vivienda inteligente

Es posible colaborar con un cuidado sensato de nuestro medio ambiente desde la casa. Mínimas conductas comunes pueden contribuir en gran parte, pero si además tenemos la posibilidad de incorporar nuevas tecnologías beneficiosas mejor todavía y es por ello vale la pena referirse a la domótica.

Las nuevas tecnologías posibilitan automatizar las diferentes instalaciones y electrodomésticos de manera tal de lograr un máximo aprovechamiento de la energía y la luz, considerando las necesidades cotidianas de la casa.

La domótica es una tendencia que, más allá de efectuar grandes aportes a nuestra vida cotidiana en concepto de bienestar y calidad en forma eficaz desde la óptica energética, se encuentra en constante actualización.

Los beneficios de la domótica se pueden agrupar en distintas categorías. Por un lado, la economía energética a través de una eficiente utilización de los recursos, optimizando el empleo de los aparatos. Además de la posibilidad del control remoto de instalaciones y aparatos a través del teléfono o Internet.

Pero estos son solo a grandes rasgos algunos de los beneficios de la domótica en la casa, no solo proporcionando ahorro energético y económico, sino calidad de vida y confort. Si deseas conocer más acerca del tema, no dudes en hacer un curso de domótica.