Hidroeléctrica

La energía obtenida a través de centrales hidroeléctricas, es una de las más limpias que se pueden consideradar desde el momento que no usan ningún combustible para generar vapor, ni vapor para mover un motor que genere electricidad, utilizando la energía de la caída del agua.

Así que ¿cómo podemos obtener electricidad a partir de agua? En realidad, una central de energía hidroeléctrica puede producir electricidad de forma similar a las plantas generadoras de energía en base a carbón. En ambos casos, la fuente utilizada es el poder de convertir un trozo de hélice, llamada turbina, que luego se vuelve un eje de metal convirtiéndose en un generador eléctrico , que es el motor que produce electricidad. Un fuego de carbón de las centrales utiliza vapor para mover las aspas de la turbina, mientras que una planta hidroeléctrica utiliza el agua que cae con esta finalidad. Los resultados son los mismos.

“Una turbina convierte la energía hidráulica del agua que fluye en energía mecánica. Un generador hidroeléctrico, convierte esta energía mecánica en electricidad. El funcionamiento de un generador se basa en los principios descubiertos por Faraday, que encontró que cuando un imán se mueve, hace que la electricidad fluya. En un gran generador, electroimanes realizan mediante la circulación de corriente a través de lazos de alambre enrollado alrededor de pilas de láminas de acero magnético. Son los llamados polos de campo , y se montan en el perímetro del rotor. El rotor está unido al eje de la turbina, y gira a una velocidad fija. Cuando el rotor gira, hace que los polos de campo (los electroimanes) superaren a los conductores montados en el estator . Esto, a su vez, hace que la electricidad fluya hacia la salida de terminales del generador. “

El principio básico de la generación de energía hidroeléctrica, consiste en que la energía potencial gravitatoria es almacenado en el agua por encima de la represa. Debido a la gran altura del agua, que llegará a las turbinas con mucha fuerza ejerciendo una alta presión sobre las mismas, lo que significa que podemos extraer una gran cantidad de energía de ella. Luego, el agua fluye por el cauce del río en su curso normal.

En los países montañosos como Suiza y Nueva Zelanda, y electricidad de energía hidráulica proporciona más de la mitad de la necesidades energéticas del país.

Si bien las ventajas comparativas que presenta la generación de energía eléctrica a partir de centrales hidroeléctricas instaladas sobre importantes cursos de agua, principalmente por la no utilización de combustibles fósiles evitando la contaminación del medio ambiente, son importantes, el impacto que se produce en la zona de instalación muchas veces ocasiona que grupos poblacionales tengan que ser relocalizadas, ya que la barrera artificial que se construye para albergar las turbinas, forma un lago de grandes dimensiones que se introduce por varios kilómetros en las costas anteriores a la represa .

Además, los costos de construcción y el tiempo necesario para realizar su instalación son grandes por lo que exige inversiones de mediano y largo plazo que muchas veces son dejadas de lado por la urgencia del problema, entrando en un círculo vicioso que impide la solución definitiva del déficit energético en los países.